Recetar enlaces

Comenzaba la semana leyendo una publicación que me llega después de que Iria Salgado (@Iria_Salgado) me etiquetara vía Twitter.

Os recomiendo que le déis un vistazo al artículo que publica en su web mediante el siguiente enlace: http://www.iriasalgado.es/las-redes-sociales-obligan-los-profesionales-sanitarios-sociedades-cientificas-administraciones-salir-la-zona-confort/

Hoy vamos a poner el foco en dos de los temas que trata Iria en su artículo y que creo que es importante destacar.

En primer lugar, hay que decir que a los medios sociales no son un entorno seguro de comunicación. No cumplen la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) ,entre otras muchas cosas, porqué no garantizan confidencialidad plena y pese a todo tendemos a darles credibilidad y fiabilidad según nuestro propio criterio, que a veces no es el más acertado.

Pero en cambio sí son herramientas efectivas para divulgar contenidos o establecer contacto con comunidades relevantes, por ejemplo.

Aún a día de hoy hay muchos profesionales relacionados con el ámbito sanitario que siguen siendo bastante contrarios a tener perfiles profesionales en los medios sociales. De hecho les genera cierta animadversión. En ocasiones puede que por desconocimiento y en otras por que lo ven más como una cierta competencia, desleal o no, a su propia labor. Y porqué desde hace un tiempo hay usuarios del sistema que dan más credibilidad a la red a que a un profesional del sector.

Y si le sumamos además el hecho de que requiere una concesión de tiempo cobraría más sentido ya que en un mundo cada vez más globalizado  y que va más deprisa lo primero que queremos es inmediatez, no invertir tiempo. Elevamos nuestro nivel de exigencia.

Pero una vez decididos a dar el paso y saltar a medios deberíamos enfocarlo como una forma de captación de pacientes de la que podría beneficiarse nuestro centro de trabajo y que fuera una línea más para aumentar la propia cartera de servicios.

Que el profesional de ámbito sanitario, indiferente del estamento al que pertenezca, este al día en nuevas tecnologías hace que tenga potencial para llegar a más audiencia y no sólo limitarse a su propio cupo.

Y como siempre digo, el público al que llegamos vía medios sociales merece la misma atención y rigor que el paciente que nos viene a consulta o al mostrador de administración.

Por tanto, y desde el punto de vista del perfil profesional, debemos tener en cuenta aspectos básicos que normalmente se recogen en un plan de medios sociales estándar: una buena gestión del perfil, segmentación del target (a poder ser en clúster) y elección del canal donde tener presencia, entre otros.

No deja de ser una fórmula para ampliar el engagement, por lo que hay que dotar a nuestros contenidos de rigor y calidad. No vale con volvernos locos compartiendo publicaciones ni  retwitteando aquello que no sabemos de donde viene ni hemos leído con atención.

De lo que nadie tiene dudas, y menos a estas alturas de la película, es de que los medios sociales poseen una capacidad de comunicación que potencia nuestra presencia en la red. Debemos hacer que jueguen a nuestro favor.

Las corrientes actuales van en la línea de recetar links, como por ejemplo la fantástica iniciativa que ponían en marcha desde la Escuela de Pacientes de Salud Pública (@EASPsalud) de la Junta de Andalucía y que se publicaba en el siguiente enlace:

http://www.easp.es/la-escuela-de-pacientes-estrena-web-e-inicia-la-campana-recetalinks/

El hecho de recomendar enlaces lleva implícito una aceptación de responsabilidad, ya que va unido a nuestro perfil profesional. Bastan pocas experiencias contrarias para destruir nuestra reputación online.

Así que sería aconsejable que aquello que recomendemos lo probáramos primero. Sería bueno que tipo de contenidos vamos a dar, con quién contactar en caso de dudas, etc… Es decir, dar unas pautas mínimas al paciente. De esta forma conseguiríamos traspasar las paredes de la consulta. alinearnos con eso a lo que llaman empoderamiento de pacientes, de forma que nos sirva de vía para hacerlos partícipes de su propia salud; y como bien decia Iria, salir de nuestra zona de confort.

Y por otra parte, los medios sociales también pueden conectarnos con perfiles similares, comunidades de pacientes o científicas y mantenernos informados casi de inmediato cuando las cosas ocurren.

CRITERIOS DE WEB SANITARIA FIABLE
  • Web médica acreditada
  • Prestigio online reconocido
  • Autor identificado
  • Colaboración con entidades oficiales

Líneas arriba hablaba del sentido de la responsabilidad a la hora de recomendar enlaces.

Bien, en mi opinión no debemos arriesgarnos a perder la fiabilidad que los pacientes nos brindan, por lo que no tiene sentido que divulguemos información que no sabemos a ciencia cierta que está debidamente contrastada y que no se basa en ningún rigor científico.

Resulta curioso que basemos uno de los criterios en algo que otorgan los demás como es el caso del prestigio online reconocido.

Hay muchas formas de detectar ese prestigio. Estas son algunas de ellas:

  • Recomendación vía influencers
  • Feedback a comentarios
  • Reconocimiento de organismos oficiales
  • Participación en eventos reconocidos
  • Interacción con personal destacado del ámbito
  • Sello de normativa de calidad

Llama la atención que uno de los factores que marca la fiabilidad de una web de ámbito sanitario sanitario sea algo como el prestigio online, que es algo que en mayor grado te otorgan los demás.

Es recomendable saber quién está detrás de las publicaciones, si participa en jornadas o congresos como ponente… Lo importante es disponer de la máxima información sobre el origen del contenido.

Por tanto, tenemos una razón más para disponer de un espacio propio en el mundo digital.

DIGITAL OPINION LEADERS en salud

En cierto sentido se asemejan a los embajadores de marca, dado que disponen del reconocimiento social para cambiar tendencias.

Suelen basar su criterio en su propia experiencia personal y tienen una credibilidad bastante alta, ya que suelen basar sus publicaciones en datos empíricos.

Y algo que suele garantizar su imparcialidad es que tienen una visión crítica, entre otras cosas, porqué no están patrocinados.

EJEMPLOS DE ENLACES

De los tres enlaces que he seleccionado, en el caso de los dos primeros la diferencia se basa en que mientras el primero es una organización de prestigio que trabaja con diferentes consejerías de salud,  el segundo es la web de un particular con prestigio ya reconocido.

Por último, he seleccionado el Foro Español de Pacientes ya que el artículo va de recomendación de webs a pacientes, por lo que es normal recomendar su propia web.

Fisterra. Atención Primaria en la red.

(en la pestaña de “ayuda en consulta” encontraréis información para pacientes)

Diabetes tipo 1

Foro español de pacientes

 

QUIZÁ TE INTERESE

Anuncios

Social Media y administración sanitaria.

A %d blogueros les gusta esto: