La trascendencia de los seguidores en medios sociales

Como punto de partida de este artículo hay que decir que tus seguidores de medios sociales son igual de transcendentales que tus clientes físicos, esos que recibes en la oficina.

Te diré más. Los usuarios de medios sociales pueden, en un momento determinado, encumbrarte hacia el éxito o hacerte descender al abismo del fracaso. Es lo que se conoce como reputación online.

Te recomiendo que leas el punto donde hablo del éxito en mi artículo “DAFO para centros sanitarios”, donde verás que este es un factor que, en contra de lo que seguramente estés pensando, no depende de ti y, por tanto, no controlas tú.

Uno de los mayores errores que muchos cometen a la hora de emprender un negocio, indiferentemente del nicho de mercado en el que se ubique, es lanzarse a crear perfiles en medios sociales sin ton ni son.

Este es uno de los errores más comunes cuando hablamos de medios sociales, ya que muchos desconocen las famosas métricas KPI’s (key performance indicators), concepto que abarca más cosas aparte de cuánta gente te sigue o cuántas veces se visualiza la información de tu perfil.

Tu visión debe abarcar conceptos de índole global.

Quizá sea porqué desconocen el verdadero potencial de internet y, en consecuencia, cómo obtener beneficios de una forma efectiva. Y en gran parte es porque existe la leyenda urbana de que con tener una fanpage en Facebook o perfil en Twitter es suficiente.  La razón es muy simple: es donde se concentran la mayoría de usuarios de medios sociales. Por tanto, donde hay más gente es más fácil que tengamos éxito, pero no por generación espontánea ni sin trabajo.

Es decir, se suele desconocer  la importancia que tiene lanzar tu marca en la red.

Y estos son los que suelen pasar por alto aspectos que a posteriori podrán resultar fundamentales. O por decirlo de otra manera, tienden a no hacer un estudio previo, un planteamiento para evitar naufragar en la red. Ítems clave como podría ser la elaboración de un buen plan de medios sociales, en definitiva.

Por tanto, no podemos esperar que una de estas empresas tenga desarrollado puntos vitales como, por ejemplo, un análisis de situación, estudio de la competencia, identificación del público objetivo (PO), conocimiento de la imagen de marca, estrategia a seguir, fijación de objetivos en medios sociales, elección de dónde tener presencia y las acciones a desarrollar en común o para cada medio de forma individual.

Y quizá el hecho de establecer objetivos concretos suele confundirse, de forma muy frecuente,  con deseos que nada tienen que ver con la realidad. Es decir, no son objetivos reales.

Por tanto, un buen trabajo de fondo hará que tus resultados se vean consolidados y avalen tu labor.

Y por otra parte, el hecho de conocer al milímetro tu marca, te convertirá en el mejor embajador posible, lo cual equivale a que serás el que mejor pueda representar a la marca y hablar de ella. Ésta será una posición indispensable para proyectarte hacia los demás.

LA CRUDA REALIDAD

Como puedes imaginar, cuando le preguntas a alguien qué espera de sus perfiles en medios sociales casi todo el mundo te responde: tener muchos seguidores.

Pero lo cierto es que para tener muchos seguidores tendrás que ofrecer algo que merezca la pena.

Es  lógico. Si tu contenido es irrelevante y sin sentido no serás capaz de atraer y atrapar al resto, ¿no te parece?

Lo primero que te aconsejo es crear una buena web, herramienta básica a la que redirigir todo el tráfico desde tus medios sociales y desde donde divulgar tu contenido. Esto hará básicamente que las visitas a tu web se incrementen, lo que ayudará a potenciar tu posicionamiento SEO.

Otra de las cosas que debes tener presente es que es no necesitas tener presencia en todos los medios sociales que existen, tal y como decía al inicio de este artículo. Prioriza en cuáles tener presencia y cuales son las prestaciones que cada uno te ofrece. Por tanto, lo ideal es conocerlos previamente.

Si eres metódico y desarrollas acciones con sentido común los resultados irán llegando.

EL FACTOR TIEMPO versus RESULTADOS

Si  pretendes conseguir unos resultados estratosféricos de la noche a la mañana.. ¡despierta!

De la misma forma que internet ha ido evolucionando antes de tu llegada, eres tú el que se tiene que adaptar a las reglas del juego.

Además, debes tener en cuenta de que lo que en realidad estás haciendo es darte a conocer (o bien tú como individuo o bien como marca), y el océano digital no espera nadie, pues está en constante transformación.

Como en todo, los resultados tardan y no debes desanimarte viendo como pasan los meses y tus medios sociales se estancan.

No caigas en el abismo de la dejadez y no abandones a las primeras de cambio. Plantéatelo como si fuera un ejercicio de resistencia, ya que como Community Manager de una marca no deberías abandonar cuando las cosas no vayan como tu esperas, de la misma forma que deberás plantar cara a las posible crisis en medios sociales que pudieran ir surgiendo.

Por tanto, la obtención de resultados es una carrera de fondo y lo importante es mantenerlos en el tiempo.

TIPOLOGÍA DE USUARIOS EN MEDIOS SOCIALES

Existen varios tipos de usuarios que se mueven por medios sociales, que se podrían clasificar según sus comportamientos en la red.

Conocerlos es una buena forma de saber a cómo se comportan determinados individuos, e incluso colectivos, y así determinar las acciones a seguir para acabar con sus comportamientos, que en la mayoría de los casos van en contra de tus intereses.

usuarios medios sociales

Por tanto, cuanto más conozcas a tu potencial audiencia más podrás  beneficiarte de sus acciones, ya que sabrás como interactúan contigo y con el medio.

Así las cosas, los usuarios que no influyan de forma directa en tus índices de audiencia e influencia difícilmente te beneficiarán en tu  de popularidad de forma clara y directa.

Lo que sí es imprescindible es que te creas defiendas el concepto de que todos tus seguidores son importantes, y debes desarrollar y fomentar medidas para que aquellos que no te benefician con sus acciones pasen a hacerlo. Es decir, tienes que generar engagement.

Calidad y cantidad ni es lo mismo ni es igual.

 

Lo que de verdad aporta valor a tu presencia online es cuánto de tu contenido se reproduce, se comparte o se retwittea en tus medios sociales.

Tener muchos seguidores que no te aporten valor no sirve ayuda a que tu contenido se expanda por la red ni a que tus contenidos se conviertan en virales.

Esto tiene una segunda fase que será dotarte de influencia, ese concepto efímero al que la gran mayoría ni le resta atención ni le da importancia.

INFLUENCIA Y CÓMO MEDIRLA

¿Sabes de qué sirve conocer tu índice de influencia?

Podríamos decir que estamos ante el concepto que mide el impacto de tu contenido en tus medios sociales y cómo el resto de usuarios interactúan con él.

En realidad traspasa la frontera de tus propios seguidores ya que no todo el que vea tu contenido tiene que ser obligatoriamente seguidor tuyo, ni todo el que es seguidor tuyo tiene que ver tu contenido.

Estamos ante uno de los mayores valores que te brindarán tus seguidores y el público en general.

No es lo mismo alcance que audiencia ni influencia.

 

Las herramientas más populares para medir tu influencia, son básicamente tres:

  • Klout. Es el valor de influencia principal. Es más, en algunos puestos de trabajo una de las preguntas antes de contratarte, si te dedicas al Community Management o Social Media Management, suele ser sobre tu índice de klout.
  • Kreed. Muestra el valor klout junto con otros datos de las cuentas.
  • Riflle. Muestra el valor klout junto con otros datos de las cuentas.

Para medir tu influencia se tienen en cuenta varios factores de la cuenta.

Pongamos como ejemplo una cuenta de Twitter:

índice klout

Mi influencia se basa en un valor numérico sobre 100.

Esta puntuación, cuya fórmula es un algoritmo complejo, tiene en cuenta los siguientes aspectos:

  • el número de seguidores de mi cuenta.
  • el alcance de mi contenido.
  • la audiencia que puedo tener.
  • la cantidad de “likes” de mis publicaciones.
  • la cantidad de retweets que tiene mi contenido.
  • las menciones que tengo.
  • la frecuencia de publicación.
  • la cantidad de listas en las que está incluido.

En el caso de Twitter otra de las cosas que puede ayudarte a captar seguidores, como a expandir tu contenido y obtener un índice de alcance más alto es la inclusión de tu cuenta en las famosas listas.

¿Por qué?

El hecho de estar en listas de otros hace que se reproduzca tu contenido y que sus miembros puedan verlo sin ser seguidores tuyos.

Por tanto, te verá más gente de la que te sigue y puede que además de tener más alcance, te retweets o directamente se conviertan en seguidores de tu cuenta, por lo que en definitiva aumentará tu valor de influencia.

Por tanto, una de las conclusiones que podríamos sacar es que la influencia es un medidor de cuánto de viral es tu contenido y tu cuenta.

Así las cosas, tu influencia es un factor que te beneficia de una forma tremenda gracias a tu audiencia y alcance.

Si ponemos como ejemplo una cuenta de Facebook, la influencia se calcularía teniendo en cuenta valores como:

  • Me gusta
  • Seguidores de la fanpage o perfil.
  • Cuentas a las que sigues.
  • Menciones.
  • Reproducciones de contenido interactivo.

Al final, tanto los “me gusta” de Facebook como los “likes” de Twitter son lo que más tendrás y lo que menos importa a la hora de calcular tu influencia, por la sencilla razón de que no expanden tu contenido ni ayudan a hacerlo viral.

CÓMO MANTENERTE EN LA CRESTA DE LA OLA

Al inicio de este artículo decía que hay muchos que a la hora de abrir un negocio abren de forma casi simultánea una fanpage de Facebook o un perfil de Twitter.

El hecho de dejar tu muro o tu perfil desatendido y esperar captar clientes es un error muy común.

Por tanto, es importante que vayas actualizando tu contenido y que éste sea de calidad, porqué de lo contrario no tendrás seguidores que interactúen con dicho contenido y acabarás como una cuenta fantasma.

Debes trabajar tu perfil (o información de contacto), que será tu tarjeta de presentación. En pocas palabras debes definir lo mejor de ti, aquello que te hace diferente y por lo que destacar sobre los demás para hacerlo atractivo y que sea una vía por la que captar seguidores u clientes potenciales.

Tienes que renovarte e innovar de forma continua ya que los usuarios.

Tu constancia, si tiene una buena base, acabará por darte resultados, estableciendo una comunidad fiel de seguidores.

LO QUE NUNCA DEBES HACER

Si has decidido estar presente en medios sociales es para lo bueno y para lo malo.

A continuación tienes algunos ejemplos de las acciones que bajo ningún concepto debes realizar:

  • Desconectar de tu audiencia.
  • Borrar publicaciones tanto tuyas como comentarios que te hagan.
  • Desatender los medios sociales en los que tengas presencia.
  • No actualizar contenido ni dotarlo de rigor.
  • No responder a consultas.
  • Emprender acciones drásticas (como bloqueos de cuentas, etc…) derivadas de malas conductas sin pedir públicamente que quienes las cometen cambien su comportamiento.
  • Incumplir promesas. No estafar, por ejemplo, en los concursos.
  • Crear falsas expectativas.
  • Jugar con vacíos legales.
  • Hablar mal y desprestigiar a terceros.
  • Faltar al respeto y al honor.
  • Desvelar el secreto profesional que te deberías imponer.
  • Utilizar una cuenta personal para fines profesionales desconociendo a qué te enfrentas y la afectación de tus acciones.
  • Hacer juicios de valor.
  • Prejuzgar sin tener toda la información.
  • Generar polémica.

El hecho de incumplir alguno de estos puntos puede suponer la generación de una crisis inmediata de consecuencias catastróficas.

Toda crisis implica una casi segura pérdida de clientes, ligada a una caída del nivel de confianza y un desplome de tu reputación online.

Además, todo el trabajo realizado hasta el momento puede destruirse en cuestión de horas y la velocidad con la que se puede llegar a propagar por internet es brutal.

ACCIONES PARA AUMENTAR EL ENGAGEMENT

¿Qué es eso del engagement?

Como en todo existen una gran cantidad de definiciones para explicar este término que seguramente has visto en muchos artículos.

Bien, hablamos del interés o compromiso de la gente hacia una marca o cuenta de medios sociales. O si lo prefieres, del grado de relación directamente relacionado con tu reputación online.

Hay muchas fórmulas para despertar el engagement de la gente, pero en este artículo sólo vamos a hablar de las que meramente afectan a tus seguidores, reales o potenciales.

La primera que debes aceptar es que el primer paso para extenderte por la red y el que mayor aceptación tiene es la divulgación de información, el compartir de forma altruista. Adquiere el hábito de documentarte.

Evita toda agresividad aunque tu propósito sea ganar dinero, que ya se presupone pero como punto de partida no es prioritario ni será inmediato.

Tu segundo paso es darte a conocer. Puedes empezar siguiendo perfiles o fanpages, por ejemplo de tu competencia o afines a ti. Esto también puede servirte para detectar influencers; es decir, aquellas cuentas que tienen un elevado número de seguidores y que además publican una gran cantidad de contenido.

El hecho de tener una web propia o un blog te servirá fundamentalmente para dos cosas: redireccionar el tráfico de tus medios sociales hacia tu site, lo cual ayudará a tu posicionamiento SEO y, como es lógico, a aumentar las visitas a de tu web, tal y como hemos explicado anteriormente.

No deberías caer en el error de pensar que todo el mundo te va a seguir a ti y ahí se acaba.

Una buena forma de adquirir visibilidad y notoriedad es que tú también vayas siguiendo a otras cuentas. De esta manera el propio medios social hará que salgas en las propuestas de búsqueda como posible cuenta que interesa seguir a un usuario determinado.

Celebra tus logros con publicaciones tipo “el seguidor del mes es…” o destaca las cuentas más activas de tus medios, como premio a la fidelidad de tus seguidores.

Utiliza etiquetas y menciona otras cuentas para ayudar a tener una mayor notoriedad y que otros te vean, y ya de paso así aumentar tu número de publicaciones y el ratio de alcance.

Haz de tus seguidores un valor añadido y premia su fidelidad nombrándolos embajadores de marca, que hablarán de ti destacando tus virtudes.

En el caso de cuentas profesionales o corporativas, incluso puedes utilizar las estrategias de los famosos concursos tipo: “los 300 primeros likes de Facebook tendrán un descuento exclusivo” o “los 100 primeros retweetts recibirán…”

Otra de las cosas que funciona muy bien es automatizar acciones (lo que se conoce como un bot). Por ejemplo, puedes publicar un tweet cada vez que tengas un nuevo seguidor o cada vez que alguien mencione tu cuenta. Una de las aplicaciones que puedes usar el bootize.

En definitiva, lo que buscas es estimular a tu PO, a que la gente sienta una vinculación hacia tu cuenta y el mejor premio que podrás obtener es que otros compartan tu contenido y hablen de ti. Esta será la forma mediante la cual conseguirás una mayor repercusión y un mayor alcance de tus publicaciones.


Haciendo un resumen general, en este punto es bueno volver a destacar la importancia de un buen plan de medios sociales, en el que los objetivos estén bien definidos y la estrategia defina una idea clara y concisa.

Por otra parte, cabe señalar que no debes ser excesivamente ambicioso si estás empezando en medios sociales. Es preferible avanzar con paso corto pero firme.

Y recuerda que tus seguidores de medios sociales merecen la misma importancia que los offline.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s